París debe en gran medida la fama de la que goza a sus increíbles puntos de referencia, muchos de ellos situados en pleno centro de la ciudad, a escasa distancia entre sí. Ya solo su nombre hace pensar al momento en la Torre Eiffel, el arco del Triunfo y la pirámide de vidrio del Louvre. A pocos pasos de distancia se hallan la catedral de Notre-Dame, el Moulin Rouge y la basílica del Sagrado Corazón, entre muchos otros atractivos.

Con su interesante trayectoria en el mundo del arte, la música clásica y las artes interpretativas, la diversión en París está garantizada. Además, la atmósfera romántica que se respira en esta ciudad la convierte en un destino perfecto para parejas de todas las edades.

Organiza tu viaje

Otras zonas en Francia

Descubre más destinos