El archipiélago de las islas Canarias, situado en pleno Atlántico, pone a tu disposición una oferta increíblemente variada. Muchos visitantes escogen las islas por sus atractivas playas y su clima suave en invierno, lo que favorece el turismo a lo largo de todo el año. Pero las Canarias son mucho más que sol, arena y surf.

    La actividad volcánica que dio origen a las islas se ve reflejada en sus espectaculares paisajes naturales, repletos de rutas de senderismo que serpentean entre los interiores montañosos y ofrecen unas vistas de infarto. Con el paso de los siglos, la cultura ha evolucionado y enriquecido el encanto del lugar, que cuenta con un valioso patrimonio gastronómico, idiomático y tradicional. En esta lista te ayudaremos a decidir cuál de las islas del archipiélago de las Canarias es la mejor para ti.

    1

    Pon a prueba tus suelas en Tenerife

    La isla más grande las Canarias cuenta con infinidad de rutas de senderismo

    La magia de Tenerife, la isla más grande y poblada de las Canarias, reside en su diversidad. Está claro que sus playas son sensacionales, pero también lo son sus campos de golf de primera calidad, sus sofisticados hoteles boutique y sus complejos turísticos familiares. Asimismo, no podemos obviar un interior montañoso sobresaliente que la comunidad de senderistas sabe aprovechar.

    Infinidad de visitantes vienen a la isla para recorrer sus rutas y aprovechar sus 300 días de sol anuales. Entre los mejores recorridos se encuentran las pistas de basalto que atraviesan el verde valle de Santiago, al sur de la isla, y la extenuante subida que lleva desde Teno Alto hasta El Palmar y recompensa a quienes consiguen completarla con unas vistas espectaculares de las montañas de Teno.

    Desde ambas rutas se puede contemplar el Teide, el punto más alto de España, aunque si quieres verlo más de cerca, la mejor opción es seguir el sendero de Roques de García. Este sencillo recorrido de dos horas atraviesa las formaciones rocosas de los Roques, la lengua de lava fría conocida como la Cascada y una chimenea volcánica expuesta por la erosión: la Catedral.

    • Fotos
    • Aventura
    2

    Gran Canaria para los más nocturnos

    Descubre lo que ofrece la isla cuando cae el sol

    La animada ciudad de Las Palmas de Gran Canarias es la capital de la diversión y no dejará indiferente a ningún amante de la fiesta que se acerque hasta ella. Si quieres disfrutar al máximo, tendrás que adaptar tus horarios y acostarte a la hora del desayuno, porque la ciudad cobra vida a eso de la medianoche.

    Comienza la jornada el jueves de tapas por Vegueta, el peculiar casco antiguo de Las Palmas. Después, visita los bares de la concurrida Plaza de España, en el barrio de Mesa y López, o busca algún espectáculo de música en directo en los muchísimos recintos donde se refugia una ecléctica combinación de cantantes de rock, pop y jazz.

    Los animales nocturnos se sentirán igualmente bien recibidos en los enormes complejos turísticos de Maspalomas y la playa del Inglés en el sur, donde hay una actividad tan vibrante que el aburrimiento queda descartado. Pregunta por la zona cuál es la última moda nocturna, aunque el club favorito por antonomasia viene de Ibiza: la discoteca Pacha. Una cosa importante: si coges alguno de los folletos que reparten por la calle no tendrás que pagar entrada.

    • Vida nocturna
    3

    En Lanzarote el arte se vive y se respira

    La isla se ha convertido en destino obligatorio para los amantes del arte

    A pesar de haber sufrido cierto desprestigio en el pasado debido al turismo masivo, Lanzarote ha recuperado en la actualidad el lugar que le corresponde tras realizar un gran esfuerzo para deshacerse de las peores consecuencias de la masificación.

    La isla ha dado un giro de 180 grados para reconvertirse en un destino chic volcado en el arte. En gran parte, el resultado se debe al esfuerzo de César Manrique. La obra de este artista, escultor y arquitecto salpica toda la isla, incluso los lugares más inesperados, como las rotondas.

    Su magnífica y creativa residencia está abierta al público y es una visita imprescindible. Está construida sobre cinco burbujas de lava huecas y puede verse la lava fría que se ha deslizado hacia el interior por el marco de una ventana. También te recomendamos acercarte a Jameos del Agua, un tubo volcánico cuyo techo se desplomó y que ofrece una acústica excepcional perfecta para celebrar conciertos de música clásica.

    El propio Manrique dijo una vez que Lanzarote es como una obra de arte desmontada y sin estructura, que él pretendía instalar y mantener para que todos la vieran. Y estaba en lo cierto: la belleza desnuda y escarpada de Lanzarote es quizá la mayor obra de arte.

    • Fotos
    • Viajes diferentes
    4

    La Gomera como destino gourmet

    Disfruta del sabor de sus platos tradicionales

    La gastronomía de La Gomera se inspira en su geografía, ya que los platos típicos del interior y la costa no podrían ser más diferentes a pesar de que todos ellos representan a una isla de tan solo 378 kilómetros cuadrados.

    Entre las delicias locales que encontrarás en su capital, San Sebastián, te esperan desde el atún fresco a la parrilla hasta la cazuela de pescado, que está más sabrosa servida junto al océano, el potaje de berros o el conejo en salmorejo que se sirve en el interior. Sin duda, comida para un día reposado.

    En el restaurante Las Rosas podrás ser testigo de otro de los rasgos característicos de la isla, ya que el personal se comunica a base de silbidos. Esta forma de comunicación única se llama silbo gomero y la Unesco la reconoció como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009.

    Originalmente, los gomeros lo utilizaban para intercambiar mensajes a través de los profundos barrancos y valles. Te aseguramos que tu estancia en La Gomera será como embarcarte en un viaje en el tiempo, rodeado de muy buena comida.

    • Alimentos
    • Aventura
    • Viajes diferentes
    5

    La Palma es el paraíso de los amantes de la naturaleza

    La Isla Bonita le hace verdadero honor a su nombre

    A los habitantes de La Palma les gusta referirse a ella como la Isla Bonita, y la verdad es que es un apodo bien merecido. Aunque no sea la isla a la que se refería Madonna en su canción (esa era Cayo Ambergris, en Belice), la Reina del Pop debería tomar nota, porque La Palma es aún más bonita.

    Haz una excursión hasta unas cascadas ocultas a través de frondoso vergel de Los Tilos o cambia el laurel por los pinos que cubren el soleado parque nacional de la Caldera de Taburiente. Además, kilómetros de salinas y un terreno agrietado atraen a cientos de visitantes hasta los volcanes de Fuencaliente, al sur de la isla.

    Puedes conducir hasta su cima más alta, Roque de los Muchachos, en una subida en la que tendrás que poner toda tu atención, con vertiginosas caídas y vistas de infarto. La emoción continúa cuando cae la noche, ya que en el observatorio astronómico de La Palma podrás contemplar cómo el cielo se llena de estrellas tras ponerse el sol.

    • Alimentos
    • Aventura
    6

    Fuerteventura lo tiene todo para relajarse

    Playas con dunas de gran categoría

    Es innegable que quienes desean vacaciones de absoluto relax consiguen lo que buscan en las islas Canarias, y la joya de la corona en este sentido no podía ser otra que Fuerteventura. Unas imponentes dunas de arena flanquean sus playas blancas.

    La mejor de su categoría es la playa Grande, en las afueras de Corralejo, que cuenta con casi 10 kilómetros de extensión continua de arena y unas vistas perfectas de la isla de Lobos. Como dato curioso, estos lobos eran en realidad focas monje que antiguamente vivían allí en colonia. Desgraciadamente, ya no.

    Si buscas imágenes para tu Instagram, te recomendamos la impresionante laguna turquesa de la playa de Sotavento o su rival, la playa de Cofete, cuyas montañas llegan prácticamente hasta la propia orilla. La costa de Fuerteventura disfruta de una brisa refrescante y es perfecta para practicar todo tipo de deportes acuáticos. Surfistas y amantes del kayak, el windsurf, el submarinismo y el paddleboard encontrarán aquí el lugar perfecto para dar rienda suelta a sus aficiones.

    • Fotos
    • Economía
    • Aventura
    7

    Una alternativa diferente en El Hierro

    No dejes que su reducido tamaño te engañe

    La diminuta isla de El Hierro cuenta con la mayor cantidad de conos volcánicos de todas las Canarias y tiene mucho más que ofrecer de lo que puede parecer en un primer momento. Por ejemplo, el respiradero volcánico de Lobo Negro, que estuvo activo por última vez en 1793, aunque una erupción submarina a las afueras de la localidad de La Restinga puso en alerta a sus habitantes hace unos años. De momento el peligro ha pasado, así que la población de lagartos gigantes de la isla en riesgo de extinción puede volver a tostarse al sol sin problemas.

    Si quieres conocer todos los detalles sobre esta especie, te recomendamos acercarte al Lagartario, junto al Ecomuseo de Guinea. Este santuario funciona como un centro de reproducción en cautividad para reintroducir la especie en la naturaleza. Es preferible visitar el recinto después de las 11:00 porque los lagartos no son muy madrugadores. Por su parte, el Ecomuseo comprende unas 20 casas que antiguamente usaron los bimbaches, el pueblo indígena que habitaba la isla antes de la conquista española.

    • Historia
    • Fotos
    • Aventura
    Julia Hammond | Autor colaborador

    Organiza tu viaje

    Maps