Brujas, en el noroeste de Bélgica, es el paraíso de los aficionados a las compras, y es que aquí podrás visitar tiendas elegantes en antiguos edificios góticos y una plaza central, Grote Markt, con un mercado que rebosa de actividad desde hace más de 1000 años. Se trata de un lugar fantástico para comprar productos artesanales de gran calidad como encajes o artículos de decoración. También encontrarás exquisitos pralinés y dulces que venden los incontables chocolateros y que, sin duda, serán el mejor recuerdo que puedes llevarte a casa.

    ¿Viajas en familia? No pierdas la oportunidad de recorrer las callejuelas adoquinadas de Brujas en busca de alimentación gurmé, librerías, tiendas de antigüedades y otros tesoros locales. Aquí tienes algunas sugerencias para que puedas comprar los mejores recuerdos de Brujas.

    1

    Chocolate

    El paraíso de los amantes del chocolate

    Ningún viaje a Bélgica está completo si no pruebas su exquisito chocolate. A este país se lo conoce como la capital mundial de este dulce y, en Brujas, encontrarás numerosas tiendas en las que comprar pralinés, trufas y otras exquisiteces celestiales.

    Dumon es un local artesanal y familiar situado cerca de la Plaza Mayor muy famoso por su selección de chocolates cremosos y suaves. Por su parte, la exclusiva Chocolate Line se caracteriza por ofrecer recetas poco habituales y atrevidas en las que el chocolate se mezcla con sabores intensos. Si eres un verdadero apasionado de este manjar, podrás conocer su historia en el museo Choco-Story, en Wijnzakstraat 2.

    2

    Adornos de Navidad

    Sumérgete en el espíritu navideño

    En Brujas no es necesario esperar a diciembre para empezar a disfrutar de la decoración de Navidad. Solo tienes que entrar en una de las tiendas especializadas y podrás curiosear entre los bellos ornamentos festivos en cualquier época del año. De Witte Pelikaan, en Vlamingstraat 23, es un lugar mágico para comprar objetos decorativos que se caracteriza por sus elegantes lámparas de araña y sus guirnaldas de lucecitas.

    A los niños les encantará perderse en Käthe Wohlfahrt, en Walplein 12, donde se venden ornamentadas cajas de música y adorables figuritas en un acogedor entorno navideño. Si de verdad disfrutas las fiestas más especiales del año, reserva un viaje a Brujas entre finales de noviembre y finales de diciembre para asistir a su exquisito mercadillo navideño en el centro histórico de la ciudad.

    3

    Queso

    Deja que tu olfato te lleve a los maestros del queso

    Bélgica presume de una larga historia en la elaboración del queso, y en Brujas encontrarás varias tiendas con una amplia variedad de ellos. Con más de 200 quesos entre los que elegir, Diksmuids Boterhuis es un lugar en el que fácilmente podrías pasarte horas salivando frente a las estanterías. Quizá te apetezca reservar plaza en una cata para conocer detalles sobre la elaboración del queso y marcharte con un delicioso obsequio. De Kaasbolle es otro local con un inmenso abanico de variedades, incluido el cremoso queso de la casa, el Lucullus.

    En muchas tiendas te dejarán probar sus quesos allí mismo, quizá, incluso, con una copa de vino, y en todas ellas podrás comprar muestras envueltas en un bonito embalaje para llevarte a casa.

    foto por Dimitris Kamaras (CC BY 2.0) modificada

    4

    Encaje

    Delicadas blondas artesanales y más

    Brujas es el epicentro de la producción de encaje desde el siglo XVI y se dice que, en algún momento, más de un cuarto de las mujeres de la ciudad eran hilanderas. La localidad cuenta incluso con un museo en el que se describe este complejo oficio, así como un recorrido urbano en el que un guía te lleva por las antiguas escuelas, situadas en el barrio de Santa Ana.

    Varias tiendas de Brujas venden tejidos de encaje, incluida ‘T Apostelientje, que se especializa en encaje artesano y antiguo, y Lace Centre, donde también podrás ver a los aprendices trabajar en sus últimas creaciones.

    5

    Dulces

    Libera tu lado más goloso

    El chocolate es, quizá, el dulce más famoso de Brujas, pero hay muchas otras formas de saciar tus ansias de azúcar. Las pastelerías de la ciudad ofrecen una buena variedad de delicias, como el babelutte, o tofe, las kletskoppen, unas galletas crujientes de aspecto similar al encaje, y todo un abanico de piruletas.

    Entre los mejores locales destacamos Confiserie De Clerck, una pastelería ubicada en una casa centenaria que lleva la misma familia desde hace generaciones y donde se venden dulces tradicionales como el spekke, un delicioso caramelo masticable. Por su parte, Confiserie Zucchero es una tienda de golosinas artesanas en la que podrás ver cómo elaboran sus coloridas creaciones allí mismo. No pierdas la oportunidad de llevarte una caja de caramelos o de almendras garrapiñadas, o relájate y disfruta de un pastel recién hecho.

    6

    Tapices flamencos

    El objeto de deseo de la antigua realeza

    Brujas es famosa por sus tapices, un oficio cuyo origen se remonta a la Edad Media, una época en la que los fríos y húmedos muros de los castillos se cubrían con gigantescos ejemplares de ricos diseños. La elaboración tradicional de los tapices continúa hoy en Brujas en forma de fundas de almohadas, bolsos y, cómo no, tapices para colgar en la pared, entre muchas otras piezas.

    Encontrarás todo tipo de imágenes detalladas y coloridas en estos trabajos, desde antiguas escenas urbanas hasta flores y paisajes campestres. Mille Fleurs, en Wollestraat 18, cuenta con una inmensa colección de tapices entre los que elegir y que incluyen bufandas y cojines con imágenes de artistas famosos como Gustav Klimt.

    7

    Cómics

    Llévate historias de Tintín y otros personajes

    El cómic Las aventuras de Tintín nació en Bélgica, pero, desde entonces, se ha hecho popular en todo el mundo. Resulta divertido lanzarse a la búsqueda de cómics de Tintín y otros personajes en las tiendas de Brujas o, sencillamente, curiosear en las estupendas librerías que se esconden en las callejuelas adoquinadas.

    De Striep, en la céntrica Katelijnestraat 42, cuenta con una excelente colección de cómics y objetos relacionados en distintos idiomas. En la cercana ciudad de Gante, a menos de una hora en coche, se encuentra Worlds' End Comics, donde podrás ver historias de todo el mundo. Además, cuenta con una zona de videojuegos y un bar, perfectos para quedarte un rato más después de ver los ejemplares de tus cómics manga favoritos.

    foto por দেবর্ষি রায় (CC BY-SA 2.0) modificada

    8

    Antigüedades

    Tesoros retro de Europa y el mundo

    Brujas acoge innumerables tiendas de arte y antigüedades, algo bastante lógico teniendo en cuenta que fue un importante centro comercial durante siglos. Al encanto de curiosear entre los artículos antiguos a la venta se añade la magia de las propias tiendas, algunas de las cuales se encuentran en edificios de interés histórico bellamente restaurados.

    El mejor lugar para empezar un recorrido de este tipo es De Clerck Antiques, un local en el que se vende cerámica, vajilla y muebles antiguos, todos ellos restaurados por la familia propietaria. Depot d'O es una tienda muy divertida en la que buscar más piezas peculiares, incluidos animales disecados y arte tribal.

    foto por StretchyBill (CC BY 2.0) modificada

    Paul Smith | Viaja con frecuencia

    Organiza tu viaje

    Maps