Si estás pensando en pasar las vacaciones de invierno en París, tendrás la ocasión de recorrer jardines de esculturas y avenidas flanqueadas entre árboles, además de disfrutar de la calidez de cafeterías y tiendas engalanadas para la temporada festiva. Reserva una habitación en un hotel de París durante las fiestas y contempla la Ciudad de la Luz en todo su esplendor con la iluminación navideña.

    1

    Un paseo por la avenida de los Campos Elíseos

    En invierno, los árboles que flanquean los paseos de la ciudad de París se adornan con luces brillantes, sobre todo a lo largo de los famosos Campos Elíseos, que parecen estar cubrirse con un manto de estrellas. Prepárate para un paseo vespertino por la avenida hasta el iluminado Arco del Triunfo, y después busca un rincón en los acogedores salones de té de Ladurée para saborear las galletas macarrón de frambuesa y una reconfortante taza de chocolate caliente.

    • Parejas
    • Familias
    • Fotos
    2

    Mercados navideños

    Sabes que ha llegado la Navidad a París cuando las calles se llenan de cabañas y puestos "nevados" donde se venden especialidades locales, como salchichas y pan de jengibre. En estas fechas, el aroma a castaña asada y vino caliente flota en el aire. Te animamos a visitar alguno de los mercados de Navidad parisinos de las plazas de Saint-Germain-des-Prés y Saint-Sulpice, en la orilla izquierda del Sena; en la plaza de Abbesses de Montmartre o junto a los Campos Elíseos.

    • Parejas
    • Familias
    • Compras
    • Fotos

    foto por Cécile Leducq (CC BY 2.0) modificada

    3

    Luces y compras de Navidad

    Los grandes almacenes encienden las iluminaciones festivas durante las fiestas de Navidad en París. Brillantes luces que forman patrones de arabescos y estrellas decoran las Galerías Lafayette y Printemps, mientras los árboles de Navidad levantan las ramas hacia sus bóvedas art nouveau. Pequeños y grandes quedarán encantados con las exposiciones animadas de los escaparates de BHV y Bon Marché, que representan la historia de la Navidad.

    • Compras
    • Fotos
    4

    Misas festivas en la catedral de Notre Dame

    Siente las emociones a flor de piel al compás del órgano y la música coral en la catedral de Notre Dame, y contempla las proyecciones de imágenes artísticas e históricas en sus muros medievales durante el espectáculo de luces del misterio de la Navidad. Las voces de los coros infantiles resuenan durante toda la temporada festiva y en una capilla de la nave se expone un nacimiento. Si quieres vivir una experiencia navideña inolvidable, te recomendamos asistir a una misa a medianoche en la catedral antes de regresar a tu acogedor hotel parisino.

    • Historia
    • Fotos
    5

    Tiovivos y pistas de patinaje sobre hielo

    Los tiovivos iluminados son una mágica tradición invernal en París, con caballos pintados en vivos colores, luces brillantes y música que invita a los niños a subirse. Frente a los dos tiovivos del margen derecho del río se encuentra una pista de hielo donde se arremolinan los patinadores y cuyas luces alumbran el cielo nocturno y las torres de fantasía del Hotel de Ville. Puedes alquilar unos patines y también emocionantes trineos para los niños.

    foto por Thomas Conté (CC BY-SA 2.0) modificada

    6

    Menú de Navidad

    Aunque muchos restaurantes parisinos deciden echar el cierre entre Nochebuena y el día después de Navidad, el café-restaurante de estilo art decó La Rontonde de Montparnasse se mantiene abierto al público. Disfruta de un banquete sobre terciopelo rojo y celebra la Navidad con fuentes de marisco rebosantes de ostras, gambas, langosta y mejillones, bajo el esplendor de las lámparas de la que fuera guarida habitual de Ernest Hemingway y Pablo Picasso.

    Mapa
    • Alimentos

    foto por flightlog (CC BY 2.0) modificada

    7

    Nochevieja en París

    El ambiente se llena de emoción durante la Nochevieja en París, una de las ciudades más festivas del mundo para celebrar el nuevo año. Montones de personas se arremolinan en los Campos Elíseos para disfrutar de los coloridos fuegos artificiales de la Torre Eiffel cuando llega la medianoche. Aunque si buscas una atmósfera más relajada con vistas igual de impactantes, te recomendamos subir a la terraza del Sagrado Corazón, en Montmartre. Entrelaza las manos con las de tus seres queridos y recibe el nuevo año con besos y champán francés.

    foto por Falcon® Photography (CC BY-SA 2.0) modificada

    Organiza tu viaje

    Maps