Saint-Malo es uno de los destinos turísticos más apreciados de Bretaña, tanto por su importancia histórica como por su carismática aura que le han hecho ganar el sobrenombre de ciudad de los corsarios. Esta ciudad, lugar de nacimiento de legendarios navegantes y corsarios como Jacques Cartier, el descubridor de Canadá, o el corsario Robert Surcouf, se ha forjado un carácter fuerte e independiente.

    Recorre las murallas que rodean el casco antiguo, visita la fortaleza Fort National, degusta unas crepes o unas galettes, o explora el Gran Acuario de Saint-Malo. En este entorno histórico de excepción encontrarás una variedad interminable de cosas para ver y hacer.

    1

    Empieza el día en la plaza Chateaubriand

    Respira el ambiente del antiguo Saint-Malo en esta animada plaza

    La plaza Chateaubriand es un lugar fabuloso para comenzar tu ruta por Saint-Malo. Se encuentra justo al lado de la entrada al casco antiguo por la puerta de Santo Tomás y sobre sus adoquines se encuentran numerosas terrazas de bares, restaurantes y hoteles que te dan la bienvenida. Entre ellos, destacan el Hôtel de l’Univers, el Café des Voyageurs y la brasserie Le Chateaubriand. En el otro lado de la plaza, podrás adquirir recuerdos diversos y pinturas, justo enfrente del castillo de Saint-Malo, que alberga el Museo de Historia de la ciudad.

    Ubicación: En la esquina noreste del casco antiguo de Saint-Malo

    Mapa
    • Historia
    • Fotos
    • Economía

    foto por Pline (CC BY-SA 3.0) modificada

    2

    Pasea por el casco antiguo de Saint-Malo

    Sumérgete en el distrito histórico reconstruido

    Sus orígenes se remontaban al siglo VI, pero lo cierto es que el casco antiguo de Saint-Malo tuvo que ser reconstruido casi por completo tras la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, sus callejuelas adoquinadas y sus magníficas casas hechas de granito gris consiguen transportarte atrás en el tiempo. Aparte de los edificios históricos, como la catedral de San Vicente del siglo XIII o las mansiones de los corsarios del siglo XVIII, el casco antiguo cuenta con tiendas de artesanía y con pintorescos bares y restaurantes. Hazte con un mapa en la oficina de turismo de la explanada de San Vicente y explora Saint-Malo intramuros.

    Ubicación: Al noroeste de la ciudad

    Mapa
    • Historia
    • Fotos
    • Economía
    3

    Recorre las murallas de Saint-Malo

    Contempla el casco antiguo, las playas y las islas cercanas desde una perspectiva diferente

    Un paseo por las murallas de Saint-Malo te da la oportunidad de ver el pueblo y sus alrededores con un punto de vista diferente. La puerta de San Vicente, situada al sur del castillo, es el punto de partida ideal para iniciar tu visita por las murallas. El recorrido ofrece un mirador de dos kilómetros de largo alrededor de la ciudad y ofrece vistas de las casas y las estatuas de famosos navieros y corsarios de Saint-Malo, de tres de las playas de la ciudad (la Môle, Bon-Secours y la Éventail), y las islas Petit Bé y Grand Bé, así como otros muchos paisajes interesantes.

    Ubicación: El casco antiguo en 360 grados

    Mapa
    • Parejas
    • Historia
    • Fotos
    4

    Cómete una crep o una galette para almorzar

    Prueba las delicias tradicionales de Bretaña

    Originariamente, las creps y las galettes vienen de Bretaña y son unos dulces imprescindibles que puedes comer mientras paseas por el casco antiguo de Saint-Malo. Se sirven con una gran variedad de rellenos, como azúcar o mermelada para las creps y mantequilla con salchichas de cerdo para las galettes, y constituyen una comida abundante, tradicionalmente acompañada de una deliciosa sidra local.

    En el casco antiguo, abundan las creperías, pero Le Tournesol en la Rue des Marins y Margaux en la Place du Marché aux Légumes son dos paradas que no te puedes perder.

    • Alimentos
    5

    Disfruta del sol en la playa de Bon-Secours

    Date un baño, navega y disfruta del mar al pie de las murallas de Saint-Malo

    Al oeste del casco antiguo y a través de la puerta de San Pedro, se encuentra la playa de Bon-Secours, que ofrece un gran abanico de actividades para divertirte, aunque lo más fácil es relajarse en la arena y disfrutar del cálido sol estival. La playa cuenta con una piscina de agua marina, que te permite bañarte incluso con marea baja, y dos trampolines: uno con una altura de tres metros y otro de cinco. Puedes acercarte hasta el club náutico cercano si te apetece alquilar kayaks, catamaranes y embarcaciones de vela ligera. Con la marea baja, la playa de Bon-Secours te permite acercarte andando hasta las islas Petit Bé y Grand Bé.

    Ubicación: Justo al oeste del casco antiguo, al pie de las murallas

    Mapa
    • Familias
    • Fotos
    • Economía
    6

    No te lo pierdas: el Gran Acuario de Saint-Malo

    Navega en un submarino amarillo

    Te recomendamos encarecidamente que visites el Gran Acuario de Saint-Malo, donde podrás conocer más de 600 especies marinas que habitan en los ecosistemas más increíbles, como las profundidades abisales o los manglares, y que aparecen representados a lo largo de nueve salas en un recorrido divertido y didáctico. El Gran Acuario debe su nombre tanto por el enorme tanque de tiburones y tortugas como por el Nautibus, un submarino amarillo que te lleva en un emocionante viaje bajo el agua. Dentro de las instalaciones, que ocupan más de 4000 metros cuadrados, también podrás encontrar un restaurante-crepería y una tiendas de recuerdos.

    Ubicación: Al sur, en las afueras de Saint-Malo

    Horario: Todos los días, de 10:00 a 19:00.

    Teléfono: +33 (0)2 99 21 19 00

    Mapa
    • Familias
    • Fotos
    7

    Pasea con tranquilidad por Paramé

    Descubre el agradable complejo costero de Saint-Malo

    Paramé es un complejo costero en Saint-Malo. Situado a unos tres kilómetros al noreste del casco antiguo, es famoso por sus largas playas, como Sillon y la Hoguette, por su balneario marino Les Thermes Marins de Saint-Malo y por su hotel y sus residencias del siglo XIX. Disfruta de estos edificios decorativos en primera línea de playa, así como en el Boulevard Hébert y en el Boulevard Chateaubriand, especialmente al caer el sol, cuando Paramé se erige como el lugar perfecto donde dar un agradable paseo. También encontrarás algunos restaurantes al lado del mar en los que recuperar fuerzas, como La Chaumette y Les Terrasses des Thermes.

    Ubicación: Alrededor de tres kilómetros al noreste del casco antiguo

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Fotos
    • Economía

    foto por TCY (CC BY-SA 3.0) modificada

    8

    No te lo pierdas: el Fuerte Nacional

    Explora esta fortaleza del siglo XVII

    El Fuerte Nacional es una fortaleza asentada en el islote Rock, a 300 metros al norte del casco antiguo de Saint-Malo, y que fue construido a finales del siglo XVII por Vauban, uno de los ingenieros militares franceses más célebres. Solo está abierto al público de junio a septiembre, pero merece la pena visitarlo, especialmente por las maravillosas vistas que ofrece de la costa y del casco antiguo de Saint-Malo. Pregunta por el libreto informativo al acceder al recinto, ya que relata toda la historia del fuerte.

    Ubicación: A 300 metros al norte del casco antiguo de Saint-Malo

    Horario: Según las mareas, pero generalmente de 10:00 a 17:00.

    Mapa
    • Historia
    • Fotos
    9

    Cena marisco en Le Chalut

    Date el gusto de cenar en un restaurante con una estrella Michelin

    No puedes marcharte de Saint-Malo sin probar el marisco al menos una vez. El mejor sitio donde disfrutarlo es Le Chalut, un restaurante con una estrella Michelin ubicado en el corazón del casco antiguo. No olvides fijarte en su fachada de madera azul brillante, que esconde un ambiente cálido que te conquistará nada más llegar. Ya te gusten las vieiras, el cangrejo, los langostinos o la langosta, aquí encontrarás maravillosos platos preparados hábilmente por el chef Jean-Philippe Foucat. A pesar de su fama, los precios son aptos para todo tipo de bolsillos.

    Ubicación: En el n.º 8 de la Rue de la Corne de Cerf, en el casco antiguo de Saint-Malo

    Horario: De miércoles a domingo, de 12:15 a 13:15 y de 19:15 a 21:15; lunes y martes cerrado.

    Teléfono: +33 (0)2 99 56 71 58

    Mapa
    • Alimentos
    10

    Tómate una copa en el casco antiguo

    Ve de bar en bar en el distrito histórico de Saint-Malo

    El casco antiguo de Saint-Malo está lleno de bares fabulosos donde tomarte más de una copa. Entre los más apreciados, destaca La Belle Époque en la Rue de Dinan, un bar agradable en el que sirven cerveza local y rones caseros alrededor de una hoguera en invierno. Si quieres probar cócteles originales rodeado de una decoración pensada hasta el último detalle, tu bar es La Fabrique en la Rue de Chartres. Por último, aunque no menos importante, el Ar Koad de la Rue du Boyer: un bar imperdible para los amantes del whisky, Ya que ofrecen marcas de whisky procedentes de cualquier rincón del planeta, incluida la local Naguelann.

    • Vida nocturna

    foto por rh43 (CC BY 3.0) modificada

    Stephan Audiger | Viaja con frecuencia

    Organiza tu viaje

    Maps