Hoteles en Panajachel

Buscar hoteles en Panajachel

Hotels.com® Rewards

Acumula 10 noches y recibe una gratis*

Y descubre nuestros Precios secretos en una selección especial de hoteles

  • Paga tu reservación ahora o directamente en el hotel en la mayoría de las habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Garantía de precio

Explorar Panajachel

Panajachel Hotels

A 150 kilómetros de la Ciudad de Guatemala, Panajachel es un pequeño poblado en el Altiplano guatemalteco, a orillas del famosísimo lago Atitlán. Imagina un pueblo acogedor, que pasa desapercibido y escondido a lo largo de una bahía rodeada de volcanes. Pocas calles, pocos automóviles, arquitectura rústica y un montón de backpackers. Esa es la esencia. También es el punto de partida para conocer y explorar las tierras altas de Guatemala, al igual que la selva que se encuentra en la Reserva Natural Atitlán, a unos pocos kilómetros de la ciudad.

Lugares que Visitar

Panajachel en sí misma es todo un panorama. El hecho que esté enclavada en un lago ya es, por decirlo menos, bastante particular. La vista hacia el Atitlán es simplemente maravillosa, natural y adornada con tres volcanes de más de 3.000 metros de altura: San Pedro, Tolimán y Atitlán. No te pierdas la calle Santander, principal arteria del pueblo donde se encuentran los mercados más grandes. El regateo, claramente, está a la orden del día. No dejes atrás al Mercado Municipal de Panajachel, que también es un epicentro para comprar artesanía local y original. Otro lugar que no se puede dejar atrás es la Iglesia de San Francisco. Hoy, todavía permanece su curiosa fachada -algo piramidezca, por decirlo menos- pero, lamentablemente el resto ha sido un tanto destruido por los terremotos y el paso del tiempo. Si te interesa, está abierta al público. No te olvides la cámara de fotos.

Hoteles en Panajachel

Los hoteles en Panajachel son modestos. No hay mucho lujo y se asemejan más a hoteles rústicos, posadas o casas coloniales que fueron transformadas en hospederías. Hay algunos que destacan por una arquitectura colonial bellísima y una vista imperdible al lago desde su piscina; otros, por ser absolutamente rústicos o estar un poco más alejados del centro del pueblo, lejos de los grupos de turistas. Dato importante, Panajachel es un destino más de parejas, amigos y jóvenes que buscan una desconexión del mundo, alejados de la ciudad y en sintonía con la naturaleza, que de familias o niños.

Dónde hospedarse

Panajachel es un pueblo muy pequeño, así que todo está a diez minutos a la redonda. La mayoría de los hoteles está cerca de la calle Santander o, prácticamente, a pasos del lago de Atitlán, en la calle del Lago. Más que nada, el pueblo es una parada obligada para todos quienes hacen el recorrido de los 12 pueblos mayas que circundan al lago, por lo que dos noches en Panajachel son más que suficientes para conocerlo por completo. No te preocupe por la ubicación: no demorarás más de 20 minutos en cruzar todo el pueblo. El uso de taxis raramente se justifica.

Cómo llegar a Panajachel

La forma más fácil de llegar es en autobús o automóvil desde Ciudad de Guatemala, cuyo aeropuerto está bien conectado con el resto de la región. Los buses son baratos y se puede arreglar transporte privado desde la capital por 25 dólares en agencias especializadas entre la terminal y Panajachel (el precio puede variar en función de la temporada, lo mejor es consultarlo directamente). Si lo que buscas es aventura, ve en un bus local. Al Aeropuerto Internacional de Ciudad de Guatemala llegan vuelos desde México, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Estados Unidos y España. En Panajachel podrás moverte a pie y, si te surgiese un problema, también hay taxis.