Hoteles en Jibacoa

Buscar hoteles en Jibacoa

Hotels.com® Rewards

Acumula 10 noches y recibe una gratis*

Y descubre nuestros Precios secretos en una selección especial de hoteles

  • Paga tu reservación ahora o directamente en el hotel en la mayoría de las habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Garantía de precio

Explorar Jibacoa

Jibacoa es un pueblo costero cubano con doble personalidad: por momentos es un tranquilo remanso rural y en otros, una bulliciosa franja costera. A una hora en auto aproximadamente, tanto desde Varadero como desde La Habana, Jibacoa es un pueblo idílico de la provincia Mayabeque. Esta maravilla natural se encuentra a la sombra de montañas verdes y exuberantes, surcada de arroyos transparentes y precedida por dos millas (más de 3 km) de increíbles arrecifes de coral. Pero su periferia insinúa un pasado dedicado a satisfacer el paladar dulce del mundo, porque es el hogar de molinos y plantaciones de azúcar con mansiones y un ferrocarril que debe su nombre a un magnate estadounidense del chocolate. Y en las cercanías, se encuentra una antigua destilería que aún produce el ron más famoso de Cuba.

Lo mejor de Jibacoa



Los alrededores naturales de Jibacoa son soberbios, desde los arrecifes de coral linderos a la costa hasta la terraza de piedra caliza que revela una nueva perspectiva desde la cima. A unos minutos en auto hacia el oeste, se encuentra otra gran vista: el puente de Bacunayagua, una impresionante pieza arquitectónica que es el puente más alto y largo de Cuba. La vecina Santa Cruz del Norte es hogar de la destilería más grande del país: Ronería Santa Cruz en donde se produce el famoso ron Havana Club. A unas pocas millas hacia el sur de Jibacoa, encontrarás los Jardines de Hershey. Este lujurioso jardín silvestre fue alguna vez propiedad de Milton Hershey, magnate del chocolate, que también fuera propietario del antiguo ingenio de azúcar en las cercanías, el Central Camilo Cienfuegos. El ferrocarril eléctrico de Hershey, que es parte del antiguo imperio del chocolate de Jibacoa, todavía recorre el lugar y para en el centro de la ciudad.

Hoteles en Jibacoa



Jibacoa ofrece hospedaje para todos los gustos y presupuestos, desde hoteles de lujo de 4 y 5 estrellas hasta opciones más económicas. Hay una gran variedad de servicios que brindan comodidad. En los hoteles de primera línea de Jibacoa se pueden encontrar, desde servicio de internet hasta restaurantes de primera calidad y salas de fitness, lo que hace que estos hoteles sean la primera opción para familias o grupos. En el otro extremo de la escala, se encuentran los hoteles con descuentos que son la opción evidente para los viajeros que buscan lo económico. Como opción intermedia, las villas y pueblos locales tienen algunos hoteles pequeños que son perfectos para los que desean empaparse de la cultura cubana.

Dónde hospedarse en Jibacoa



El pueblo de Jibacoa es pequeño y tiene muy pocas opciones de hospedaje. Pero existen algunas zonas en los alrededores que ofrecen más opciones. Doblando por Vía Blanca hacia la costa, se encuentra el primer grupo de hoteles en Playa Jibacoa. Agrupados a lo largo de la costa, se encuentra una saludable combinación de resorts, hoteles pequeños y estilo Bed and breakfast. Si se continúa siguiendo el camino, se llegará hasta la Playa Arroyo Bermejo donde hay otro grupo de hoteles y posadas. Si los hoteles y zonas disponibles no son convenientes, Santa Cruz del Norte se encuentra a solo 5 millas (8 km) de distancia y ofrece más opciones.

Cómo llegar a Jibacoa



Su proximidad a La Habana y a Varadero hace que viajar a Jibacoa sea muy sencillo, tanto para un viaje de un día como para una estancia más prolongada. La principal ruta de la zona es Vía Blanca, que se extiende entre La Habana y Matanzas, pero muy pocos de los autobuses que hacen este recorrido se detienen en Jibacoa. Rentar un auto es probablemente la mejor manera de llegar o salir de la ciudad. Y con dos aeropuertos internacionales en los alrededores (el José Martí de La Habana y el Juan Gualberto Gómez de Varadero), volar es una opción conveniente y sencilla. Caminar o andar en bicicleta son los métodos preferidos para recorrer Jibacoa. Y si se busca viajar distinto, ¡el tren de Hershey es la alternativa!