Hoteles en La Habana

Buscar hoteles en La Habana

Obtén acceso a Precios secretos en determinados hoteles

Estos precios no están disponibles para todas las personas.

  • Paga tu reservación ahora o directamente en el hotel en la mayoría de las habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Garantía de precio

Explorar La Habana

La Habana es sinónimo de Cuba por una buena razón: no solo es el corazón de este fascinante país latinoamericano, es también su alma. La caída fastuosa de La Habana a través de la historia ha sido caracterizada por un variado contexto arquitectónico decadente. Aunque la ciudad ofrece mucho más que simple nostalgia. Hay un escenario musical que funde los ritmos de tres continentes en un deslumbrante arreglo de estilos sensuales. Hay un escenario cultural repleto de iconografías, pero lleno de debates muy animados. Y hay una abundante selección de museos de arte, sitios históricos emblemáticos y diversas experiencias culinarias. La Habana se merece sin dudas su apodo único: la Roma del Caribe.

Lo mejor de La Habana



La Habana Vieja se corresponde con su nombre. Fundada en 1519, sus calles reúnen con orgullo en un área de pocas millas, decenas de movimientos arquitectónicos. Pero sus bulliciosas calles hacen que La Habana Vieja desobedezca la categorización de museo al aire libre, a pesar de que la Unesco la designara sitio del patrimonio mundial. La alta cultura de La Habana se puede observar en el Museo Nacional de Bellas Artes, que exhibe 500 años de arte, desde pintura y grabado a esculturas plásticas. Si se busca una vista más realista, se puede recorrer la orilla del mar por el Malecón, que una vez fuera un exclusivo bulevar y que ahora es un vibrante crisol cultural en el que los residentes de La Habana van a conversar y mezclarse con el escenario de fondo de las exquisitas y gastadas fachadas de los históricos edificios de la ciudad. Otra alternativa, es explorar el patrimonio industrial de La Habana con una visita a una fábrica de puros. Partagás, construida en 1845, es la más antigua, con el aroma de sus colgajos de tabaco en habitaciones donde las artesanas todavía enrollan a mano los famosos puros cubanos.

Hoteles en La Habana



Los hoteles en La Habana podrán no alcanzar el nivel de opulencia que se observa en los hoteles de otras capitales, pero lo compensan con sus características y particular encanto. Algunos son establecimientos grandes y patrocinados por el estado, pero muchos otros ofrecen hospedaje tipo boutique, construidos en edificios de la época colonial. La mayoría de estos están decorados en forma impecable y creativa, aunque los hoteles de lujo de La Habana también ofrecen servicios modernos como wifi, aire acondicionado y servicios de traslado. También hay una gran cantidad de hoteles con descuento que ofrecen tarifas accesibles y además proporcionan una percepción invaluable del estilo de vida, la cultura y la cocina cubanos.

Dónde hospedarse en La Habana



Los servicios que se pueden obtener en los hoteles en La Habana dependen del lugar en el que se ubican. La Habana Vieja es el lugar más hermoso de la ciudad y donde se encuentra hospedaje de lujo verdaderamente exquisito. La mayoría de las opciones son refinados y coloridos hoteles boutique que han sido restaurados con mucho encanto. En comparación, el distrito vecino de Centro Habana es el lugar donde encontrar las mejores tarifas de hotel. Esta zona de pequeños hoteles tiene la ventaja de encontrarse entre La Habana Vieja y Vedado. El mismo Vedado ofrece algunos de los pequeños hoteles mejor conservados y con vistas magníficas de la ciudad, muchos se ubican alineados en los caminos que descienden al mar.

Cómo llegar a La Habana



El Aeropuerto Internacional José Martí, situado a unas 9 millas (más de 14 km) al suroeste de La Habana, es el centro de tránsito internacional más importante de la ciudad. Además de vuelos chárter, también ofrece vuelos nacionales dentro de Cuba y vuelos internacionales hacia y desde Panamá y Bogotá disponibles en varios horarios al día. Al llegar al aeropuerto, hay varias opciones para viajar a La Habana: autobuses con servicio de traslado contratado, taxis y autos rentados. Si bien no hay disponible un transporte público directo desde el aeropuerto hacia La Habana, las líneas de metrobús de La Habana ofrecen una opción económica para recorrer la ciudad. Además, la red de ferrocarril suburbano de La Habana conecta la ciudad con las áreas suburbanas de los alrededores y las provincias externas.