Hoteles en Piriápolis

Buscar hoteles en Piriápolis

Mejores ofertas de hoteles en Piriápolis

Piriapolis Hotels

Es la joyita escondida de Uruguay. A 97 kilómetros al este de Montevideo, Piriápolis es ese lado B de la costa rioplatense, nada parecida a la alocada Punta del Este. Olvídese de los automóviles, las bocinas o las fiestas hasta las 6 de la mañana, y dígale hola a las arenas blancas, a los chiringuitos y al mate junto a una puesta de sol. Es ese Uruguay auténtico, nada pomposo, cero fashion, y menos pretencioso. Además, playas le sobran: bravas, tranquilas, blancas y oscuras.

Lugares que Visitar

La playa de Piriápolis no es una sola. Así que tranquilo, no se quedará corto. Playa Hermosa y San Francisco son unas de las más famosas de este balneario de sólo 8 mil habitantes. Arenas blancas y el río de la Plata que refresca en verano es una mezcla perfecta para quienes buscan el auténtico relajo de las bohemias costas uruguayas. Para caminar menos, está la típica Playa Centro -atiborrada de turistas en el verano-, mientras que Punta Negra, a sólo diez kilómetros del centro, es prácticamente virgen y perfecta para practicar deportes de viento. En la Negra, se juntan las aguas del Atlántico con las del Río de la Plata, y el oleaje es un poco más fuerte que en la ciudad misma. Son más de 25 kilómetros de playa y mar. Ahora, le toca a usted decidir dónde tender la toalla.

Hoteles en Piriapolis

Piriápolis no es una megaciudad: no se divide en barrios ni menos en distritos. Aún así, tampoco es un pueblo desierto en la mitad de la costa uruguaya sino que más bien es un híbrido. Hay una gran variedad de hoteles en Piriápolis, entre los que podrá encontrarse los de grandes cadenas hoteleras o incluso hoteles boutique creados por particulares. Si viaje solo o en pareja, quizás esta última sea la mejor opción. Ojo, Piriápolis es un balneario popular, por lo que una alternativa a los hoteles es arrendar una casa de veraneo por casi el mismo (o menor) precio que una habitación de hotel.

Dónde hospedarse

Las mejores zonas del pueblo son, sin duda, San Francisco, Playa Hermosa o el centro. En este último se encuentran todos los servicios necesarios como restaurantes, ferias, bancos, terminal de bus, tiendas y centros comerciales. Sin duda que ésta es la parte más familiar de la ciudad, pero si quiere más privacidad para una escapada romántica, lo mejor es arrendar una cabaña en las playas más alejadas, pero unidas con el centro por las ramblas que recorren la costanera de Piriápolis. A veces, arrendar una cabañita en la playa es más barato que conseguir una habitación en la mitad del verano uruguayo.

Cómo llegar a Piriapolis

La mejor manera para llegar a Piriápolis es en bus, o en auto, desde Montevideo. Uruguay es un país bastante pequeño, y por ende, casi todo el tráfico internacional pasa por el Aeropuerto Internacional Carrasco. Hay vuelos desde Santiago de Chile, Buenos Aires, Sao Paulo, Río de Janeiro, Lima, Asunción, Ciudad de Panamá, Madrid y París. El viaje desde el aeropuerto a la ciudad misma no dura más de una hora, en automóvil por una carretera completamente pavimentada. Si toma un bus desde el aeropuerto, hay más de cinco empresas que operan esa ruta con frecuencias regulares